Alcaldia de Floridablanca Santander

--
Búsqueda personalizada

martes, 18 de diciembre de 2007

Buenas Amigos de Enmibersoa Radio. Atención con esta noticia de Santander, Colombia.


Santa Rita, Guacamayo, una despensa agrícola y ganadera abandonada por el gobierno colombiano. El Guacamayo es un municipio enclavado en plena zona del Carare Opón en el Magdalena Medio Santandereano, al suroeste del departamento. Es un municipio victima del abandono oficial que año tras año sus habitantes esperan que tanto el departamento de Santander, como el gobierno colombiano, aporten un granito de arena para solucionar uno de los más sentidos problemas, como es la falta de vías de comunicación terrestre. En medio de la selva del Opón, se encuentra un corregimiento Llamado Santa Rita, poblado por familias trabajadoras que desean que el gobierno les diera una ayudita para poder hacer de esa despensa agraria una fortaleza de la economía nacional. Ramiro Piratoba Reyes, describe su corregimiento Santa Rita cono el centro del nacimiento del Río Oponcito, con tierras de una fertilidad promisoria, con límites cercanos al municipio de Santa Helena del Opón, a pesar de pertenecer al Guacamayo. Santa Rita tiene un clima entre 20 y 25 grados, con una altura de mil metros sobre el nivel del mar. Su riqueza natural -dice don Ramiro- es una ilusión por la carencia de vías de comunicación terrestre que ha impedido todo desarrollo. Santa Rita se encuentra a 37 kilómetros de una carretera troncal, la que comunica a Vélez con Jordán – Landázuri y Cimitarra, población esta última contiguo al río Magdakena. Esos 37 kilómetros que se recorren normalmente por una carretera sin pavimentar en 90 minutos, se convierten para los moradores en viaje de un día, por el mal estado de las vías, explicó el entrevistado. Don Ramiro Piratoba consideró que esa jurisdicción se encuentra abandonada de la acción gubernamental hace muchos años y enfatizó que en el último cuatrienio de administración departamental no se vieron aportes que signifiquen progreso para sus habitantes que siguen viviendo en la otra Colombia. La marginada. Este reportero consultó a especialistas que han venido realizando estudios socio-económicos de la región del Carare Opón y expresaron que el marginamiento a que el Estado colombiano la ha sometido ha facilitado que grandes extensiones localizadas en sitios agrestes, sean tomados por grupos al margen de la Ley para desarrollar los cultivos ilícitos, dada su rentabilidad y el desinterés mostrado por el gobierno. La presencia del Estado colombiano solo se refleja en los periodos electorales cuando llegan los candidatos a Corporaciones públicas de distintos partidos políticos a pedirles a los ciudadanos su contribución con el voto y en el cobro de los impuestos tanto municipales, como departamentales y nacionales. Boletín preparado por Bernardo Socha Acosta, para Enmibersoa Radio. Gracias por su atención y hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte cultura en sus comentarios. Cualquier abuso detectaremos su IP

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...