Campaña de seguridad vial de la DTB

Campaña de seguridad vial de la DTB
--
Búsqueda personalizada

lunes, 11 de febrero de 2008

Investigan a comerciantes ecuatorianos por presunta explotación laboral de menores en Colombia


Por: José Olmos. Agencias Internacionales- Atención- Comerciantes indígenas contactan a los padres de menores en Ecuador y piden que les dejen llevar a sus hijos a cambio de salarios de 70 pesos, comida, ropa, hospedaje y, prometen, buen trato.La trata de personas con fines de explotación laboral por parte de otavaleños es una realidad lacerante desde hace años en Colombia, según lo reconocen autoridades, los propios comerciantes y dirigentes étnicos. En agosto del año pasado, tres otavaleñas menores de edad denunciaron ante el Departamento Administrativo de Seguridad DAS de Colombia que sus padres las habían entregado a patrones, quienes les negaban alimento, las maltrataban y no les pagaban el salario que les habían prometido. La investigación permitió la detención, el 17 de enero pasado, de tres de los acusados. Aquí un informe. DetallesTrata de personas200 menoresSolo en la capital colombiana, Bogotá, según registros del Cabildo kichwa de esa ciudad que agrupa a 2.mil indígenas ecuatorianos o sus descendientes, se estima que laboran al menos 200 menores, cantidad que hasta se quintuplica en diciembre. AmbulantesAlgunos de los niños o jóvenes otavaleños cuidan locales en portales o puestos ambulantes en las calles. Más noticias: Tres indígenas están presos en Bucaramanga, Santander, acusados del delito de trata de personas. Este caso demuestra una realidad de engaños, explotación laboral y abuso contra niños y jóvenes otavaleños que son llevados a territorio colombiano por sus vecinos con el permiso de sus padres. Esta realidad se da desde hace varios años pero nadie denuncia por temor a ser deportado. Entre 200 y mil menores laboran en ciudades colombianas, muchos de ellos sufriendo maltratos. Las tres Marías lloraban. Habían estado oprimidas durante casi un año y no resistieron más. El 27 de agosto del 2007 se presentaron ante el DAS Departamento Administrativo de Seguridad de Colombia en Bucaramanga, para pedir ayuda. Las tres Marías, indígenas otavaleñas menores de edad, denunciaron que sus patrones solo les daban una comida al día; que dormían hacinadas; que eran obligadas a laborar como vendedoras ambulantes desde la madrugada a la noche, de lunes a domingo. Y no recibían ninguna paga. Ver crénica completa en Noticias varias de la Web bersoa.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte cultura en sus comentarios. Cualquier abuso detectaremos su IP

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...