Alcaldia de Floridablanca Santander

--
Búsqueda personalizada

martes, 2 de noviembre de 2010

Crítica a la utilización del Fondo de Regalías

Intervención del senador Jorge Enrique Robledo en el debate sobre el proyecto de ley del presupuesto general de la nación, plenaria del Senado, 20 de octubre de 2010.

Se van a sacar platas del Fondo Nacional de Regalías para cubrir obligaciones del Presupuesto Nacional.

Jorge E Robledo
Acción Social de la Presidencia, es decir, el clientelismo puro, uno de los rubros que más se aumentan para el 2011, un año electoral. Las cinco locomotoras no pasan de ser carros de balineras.

Como se ha mencionado aquí, la del presupuesto resulta ser la principal ley de la República, porque es la que determina cómo se gasta la plata y de dónde van a aparecer los ingresos. En otros países, sin duda, el proyecto genera grandes debates públicos y opiniones de todo tipo para saber a qué van a destinarse los recursos que de una u otra manera aportan los ciudadanos. En Colombia no es así, infortunadamente. Aquí se da una especie de discusión medio clandestina en las comisiones respectivas, los medios de comunicación poco o nada dicen, y en buena medida se tramita mediante una especie de regateo al por menor buscando ciertas partidas particulares y no como un debate de conjunto. Es del todo lamentable. Desde que estoy aquí y creo que desde antes siempre ha sido así.

Como si fuera poco, se nos trae el último día y se nos dice: si hoy no se aprueba la ley del presupuesto, mañana el presupuesto lo expide el gobierno nacional por decreto. Que a uno entonces le traigan la principal ley que se tramita y le notifiquen que tiene una tarde para debatirla y le adviertan además que si aprueba algo distinto a lo votado en la Cámara de Representantes, que está en este momento en los mismos afanes, no habrá tiempo para hacer la conciliación, lo termina de atropellar todo, y el Presupuesto termina siendo, si es que se acepta alguna modificación por parte del gobierno, el que apruebe en la primera de las cámaras, sea el Senado o sea la Cámara de Representantes. Normalmente, los representantes son más rápido y acaba estableciéndose una especie de imposición sobre el Senado. En resumen, se ha establecido un trámite absurdo.

De otra parte, el tiempo que se nos da para hablar de estos temas es absolutamente escaso. Uno tiene algo así como, yéndole bien, diez minutos. “Senador Robledo, en diez minutos diga todo lo que tiene que decir o calle para siempre”. Habiendo tantos temas que discutir, le toca a uno escoger lo que considere que valga la pena mencionar. El solo problema del déficit fiscal daría para un debate larguísimo. El de la deuda, tanto interna como externa, también sería de muchas consideraciones. El gasto en defensa, tan importante, también ameritaría mirarlo cuidadosamente, o el de salud o el de educación o el que fuera, pero el tiempo definitivamente no nos permite mirarlos con el nivel de detalle requerido.

Voy a tomar algunos de los aspectos que nos llevan a los del Polo Democrático Alternativo a anunciar nuestro voto en contra de este proyecto de ley de presupuesto, sumados a lo que he dicho anteriormente de que no hay un debate realmente democrático. Entonces voy a poner unos cuantos puntos sobre las íes, que no necesariamente son los aspectos principales, aunque sí interesantes para mostrar cómo funciona Colombia.

Este proyecto saca del Fondo Nacional de Regalías unas platas para vías y otras para salud, cubriendo obligaciones del Presupuesto Nacional, confirmando uno de los aspectos del debate de regalías y es que de lo que se trata es de quitarles platas a municipios y departamentos, en este caso de las regalías indirectas, para transferirlas a necesidades del gobierno nacional. No entro ni a discutir si vale la pena o no, sino el punto especifico de que aquí se echan discursos infinitos sobre la importancia de llevarles plata a los pueblos del Chocó y de la Depresión Momposina, y después en el Presupuesto, la plata que debería ir para esos pueblos, se la gastan en afanes del gobierno nacional.

Para aceitar el clientelismo electoral

Es también muy notorio que en un presupuesto de por sí deficitario, y que además crece poco frente a las necesidades nacionales, presente un incremento tan importante Acción Social de la Presidencia de la República, que aparece con un incremento del orden del 20%, en términos efectivos, de 423 mil millones de pesos, frente a 2,4 billones del año anterior. No deja de llamar la atención, porque todos sabemos que es un gasto en lo fundamental con una clarísima raigambre clientelista y no sorprende que se incremente el año entrante, mientras que otros renglones no, porque finalmente lo que pasa es que el 2011 es año electoral. Entonces entiendo que los candidatos de la gran manguala necesitarán estos recursos para aceitar la maquinaria en todas las vicarías electorales del país.

El otro punto sobre el cual quiero enfocarme es bien interesante. Este gobierno viene haciendo una gran campaña publicitaria en torno a que hay unas locomotoras que van a jalar la economía nacional. El país saldrá de su crisis económica, se nos aduce, porque ciertos sectores van a jalonar el desarrollo nacional. Pasaré a analizar con algún grado de detenimiento tres o cuatro de esos sectores para mirar cómo es más lo que se dice que lo que realmente sucede. Uno de los sectores locomotora es la política de vivienda. Y cuando uno mira el presupuesto de Fonvivienda, el que de manera más directa tiene que asegurar el Estado en los cálculos alegres que se hacen sobre las viviendas que habrán de producirse, se encuentra que con lo aprobado para el año entrante podrán otorgarse 68 mil subsidios de viviendas de interés social. Lo que quiere decir que si Fonvivienda mantuviera ese número de subsidios en los cuatro años, financiaría 273 mil viviendas. Y para que se cumplan las metas del gobierno, que está hablando de un millón, se necesitaría que estuviera haciendo 470 mil. O sea, lo que se está financiando es cerca de la mitad de lo que se pregona. Con el agravante, además, como nos lo acaba de certificar el Ministerio de Ambiente y Vivienda, de que en el cuatrienio anterior los subsidios efectivamente movilizados, o sea, los que se convirtieron en subsidios ciertos, fueron apenas el 33% de los que se cacarearon en las cifras oficiales. Es bueno que los colombianos sepan que en vivienda hay un secreto y es que cada gobierno habla de un número de viviendas que debe hacerse y habla después del número de subsidios aprobados, pero los subsidios movilizados, los efectivamente pagados, son bastante menos. Hay una manipulación de la realidad. Con estas cifras, la vivienda no va a ser locomotora. Diría que cuando mucho por ahí un Renault 4 o un carro de balineras.

El caso del agro también es bien dramático. El presupuesto del sector agropecuario aumenta 13% en términos nominales, lo que da por ahí 9% en términos reales. Para mostrar lo pequeño de ese presupuesto digamos que es 36% menos en términos reales que el del agro en el año 1996, hace 14 años. Decirle entonces a uno que aquí hay una gran política agraria y hablar todo el día del agro como la salvación de este país es un absurdo. Hoy incluso nos dijo el doctor Santos que ya puede presentarse tranquilo ante Dios por su política de restitución de tierras y que su existencia estaba justificada. Y cuando chequeo las credenciales con las que se va a presentar ante Dios, veo un incremento pírrico del 13%, inferior en 36%, repito, al de hace 14 años. Digo aquí como le dije a Juan Camilo Restrepo en la Comisión Quinta del Senado: nada de locomotora, cuando mucho un Renault 4 o un carrito de balineras.

Con la educación nos pasa lo mismo. Crece en términos nominales en 3,3% y resulta que la inflación es por ahí del 4%. Digamos entonces que en términos reales se mantiene igual. Y todos sabemos que la educación está quebrada. Ahí están que cierran las universidades públicas, no hay plata para desarrollo de la calidad de la educación, somos uno de los países que menos invierten en ciencia y tecnología. Y nos dicen que locomotora, yo respondo: locomotora, no, Renault 4 o carrito de balineras, cuando mucho.

Y así podríamos seguir mirando uno por uno cada aspecto, pero no quiero hacerme largo para no molestar en exceso a los amigos del gobierno, tan entusiasmados con este presupuesto. Digo por ultimo que es clave unir estas realidades presupuestales con los asuntos políticos y vuelvo a mencionar el tema de las locomotoras. Como hemos visto, y podríamos detallarlo más, aquí estamos ante una especie de acto de magia del presidente Juan Manuel Santos y es que todo lo que era mediocre el 6 de agosto, sobre todo los presupuestos de vivienda y de educación, como por arte de magia se nos volvió locomotora el 7 de agosto. Lo que la víspera no era nada, era algo del montón y no merecía ni calificativos, como no fueran escaso, pequeño, insustancial, inconveniente, nos lo volvieron locomotora del desarrollo por obra y gracia del doctor Juan Manuel Santos, a quien hay que reconocerle que es bastante habilidoso para presentarse como algo muy distinto del gobierno anterior. Por todo lo anterior, simplemente un ejemplo de argumentación de la que puede darse en contra de este presupuesto, el Polo Democrático Alternativo anuncia su voto en contra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte cultura en sus comentarios. Cualquier abuso detectaremos su IP

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...